Ubicado en la comuna de Las Condes, Barrio el Golf se ha transformado en el alma empresarial de Santiago. Se caracteriza por sus altos edificios corporativos y por su gran oferta de hoteles.

El origen de este sector de la capital estuvo ligado a los procesos de expropiación de los terrenos de la alta sociedad, con el fin de desarrollar el eje cívico en Santiago, situación que hizo que mucha gente tuviese que abandonar sus palacios. Gran parte, específicamente quienes contaban con mayores ingresos, deciden trasladarse a la zona oriente buscando en la zona de Apoquindo su nuevo hogar.

Durante sus primeros años siempre fue un sector residencial de personas con un perfil de clase alta, destacando siempre frente a otras zonas de la capital, pero ya en los años 80 comienza a transformarse en el corazón financiero de la capital.

Sus grandes edificios y hoteles son lo que caracteriza al barrio, las nuevas construcciones cambiaron completamente la arquitectura de lo que solía ser antiguamente.Partiendo por Tobalaba hacia Apoquindo y terminando por El Bosque Norte, El Barrio el Golf parece haber encontrado un equilibrio entre restaurantes, hoteles y locales comerciales.

Una visita obligada es la Plaza Perú, ubicada en Isidora Goyenechea donde durante la semana es utilizada por los ejecutivos que trabajan en la zona y durante el fin de semana por las familias que residen ahí y disfrutan de los juegos infantiles y de la feria de antigüedades.

Los hoteles de lujo son una de las grandes ofertas del barrio, los cuales resaltan en las calles del barrio por sus modernas construcciones.The Ritz- Carlton, Hotel W, Atton, El Bosque, Holiday Inn Express, Director Rugendas y el Intercontinental son los encargados de entregar todas las comodidades en estadía y realización de reuniones y seminarios.

En términos gastronómicos, se puede encontrar una variedad de restaurantes como el Palacio Danubio Azul, el Pinpilinpaucha, el Tiramisú y el Due Torri que se han convertido en la sala de reunión de muchos empresarios.

A pesar de la modernidad de sus construcciones, el barrio cuenta con la Iglesia de los Ángeles, uno de los patrimonios culturales y con gran valor histórico, sumada a las casonas y mansiones lujosas que aún se conservan.Y si de deporte se trata, el sector no se queda atrás ya que cuenta con el club de golf Los Leones, el cual se ha transformado en uno de los clubes más exclusivos de Chile.