Ubicado al sur de la comuna de Santiago, el barrio Franklin alberga más de 4.500 establecimientos comerciales, convirtiéndose en uno de los centros más importantes de la capital donde se mezcla el comercio, la gastronomía y la multiculturalidad.
Las raíces de este sector están ligadas a la construcción del Matadero Municipal, momento en que comenzó el proceso de urbanización del lugar, llegando a transformarse en el principal abastecedor de la zona sur de Santiago, pero que producto de una gran crisis tuvo que cerrar sus puertas en la década de 1970 y trasladarse a Lo Valledor.
Los antiguos y extensos galpones fueron regateados y cedidos por la municipalidad a los vendedores ambulantes, quienes luego de la crisis económica de 1929 salieron a las calles a vender sus productos. Con el tiempo muchos de estos establecimientos se techaron y formaron lo que hoy conocemos como los “mercados persa”, los reales protagonistas del barrio.
Gracias a la mejora de varios de estos locales, durante este último tiempo las visitas al barrio han ido en alza, llegando a ser escenario de varios eventos culturales que reúnen a las familias cada fin de semana.
Dentro de los galpones más visitados por los jóvenes y adultos se encuentran el Persa Bío Bío, donde se puede encontrar ropa, muebles y artículos eléctricos, se destaca por ofrecer todo nuevo. El Mall del Mueble y el Persa Victor Manuel es otro de los más antiguos, donde se ofrecen antigüedades y es uno de los que llama más la atención por todo el revuelo de la onda “vintage”. El Persa Nuevo Placer ofrece promociones en artículos y herramientas, además del inaugurado Persa Paseo Santa Rosa, donde se pueden encontrar antigüedades, ropa, un patio de comidas y estacionamientos en caso de ir en vehículo particular.
Son muchas las maneras de llegar al barrio gracias al transporte público. Cuenta con estaciones de Metro en Línea 5, 6 y Línea 3, además de locomoción colectiva.
Además, a pesar de lo patrimonial del sector, el barrio cuenta con nuevas y modernas construcciones que permiten disfrutar de las raíces del lugar, este es el caso del proyecto Sinergia Vicuña, de Sinergia Inmobiliaria, diseñados para quienes quieren disfrutar de un sector familiar lleno de panoramas y entretención.